El Ayuntamiento de Berja instalará placas solares en diversos edificios municipales

 

Con la pretensión de aumentar el uso de las energías renovables para producción de electricidad y usos térmicos en diversos edificios e infraestructuras públicas, el ayuntamiento de Berja va a llevar a cabo un ambicioso plan que permitirá favorecer la generación a pequeña escala en puntos cercanos al consumo en un total de trece instalaciones municipales.

El objetivo, según el portavoz del Equipo de Gobierno, José Carlos Lupión, es doble: "por un lado ahorrar costes de electricidad en diversos edificios públicos de Berja, que suponen siempre un gasto importante; y por otro, colaborar con el Medio Ambiente, utilizando la energía que más a mano tenemos y que más barata es de generar, el sol".

Esta importante inversión va a hacer posible la calefacción en los colegios públicos del municipio, el Celia Viñas, el San Tesifón, el Andrés Manjón y la Escuela Infantil Arcoiris, una demanda que los padres venían haciendo desde hace mucho tiempo y que ahora por fin se va a poder atender, evitando que los niños virgitanos pasen frío en sus aulas. Hasta ahora sólo algunos centros tenían calefacción con gasoil, que venía siendo costeada por el ayuntamiento, a pesar de ser competencia de la Junta de Andalucía.

Pero no solo los centros educativos se van a beneficiar de esta inversión, también lo hará la misma Casa Consistorial, ampliamente reformada y embellecida en los últimos años, y que ahora sumará el ahorro energético a las mejoras ya realizadas. Del mismo modo, la Estación de Autobuses, el Vivero de Empresas de La Tomillera, el Centro de Usos Múltiples (CUM), el Teatro Ciudad de Berja Miguel Salmerón, la Escuela de Música, la Residencia de Mayores Ciudad de Berja o el Pabellón Municipal de Deportes (este último uno de los edificios municipales con más demanda energética), o el flamante Molino del Perrillo, cuyas obras están a punto de concluirse, contarán con la instalación, sin sistema de acumulación eléctrica y con sistema de medición y registro de potencia y de datos solares, de placas solares fotovoltaicas en sus cubiertas.

Estas placas generarán una potencia de 182 KW de energía limpia 100%, que mejorará los servicios en todas y cada una de las instalaciones municipales en las que se van a ubicar. El sistema seleccionado de conexión a red difiere del resto de las otras aplicaciones solares fotovoltaicas en cuanto a su sencillez y simplicidad de funcionamiento. Es por ello por lo que constituye una apuesta de futuro para el uso de forma masiva, tanto desde el punto de vista energético como arquitectónico. El funcionamiento básico de estos sistemas consiste en inyectar a la red toda la energía generada por el campo fotovoltaico mediante unos inversores que realizan las funciones de: transformar la corriente continua en alterna; conseguir el mayor rendimiento del campo fotovoltaico; y realizar el acoplamiento a la red.

Las cubiertas solares que se van a instalar estarán constituidas por una planta de 15 Kw de potencia nominal máxima. Según el tipo de módulos solares que se utilicen, tendrá un número de módulos diferente, variando habitualmente entre 50 y 70 módulos de dimensiones aproximadas 1,65 x 1 m (1,65 m2). De esta forma, suponiendo un número de 60 módulos con una potencia máxima de producción de 250Wp por cada planta solar de 15KWh, la superficie ocupada será de unos 200 m2. Se han establecido áreas mayores para optimizar el azimut y evitar problemas de sombras.

El proyecto será llevado a cabo por el ayuntamiento con fondos de la Unión Europea, procedentes del programa de proyectos singulares de entidades locales que favorezcan el paso a una economía baja en carbono en el marco del programa operativo FEDER de crecimiento sostenible 2014-2020.