El Ayuntamiento de Berja reclama a la Junta de Andalucía una solución para el problema de las ramblas

El Ayuntamiento de Berja aprobó en su último pleno, por unanimidad de todos los grupos, instar a la Junta de Andalucía a que dé una solución urgente al grave problema de los badenes de la carretera de Almería a su paso sobre la rambla de Alcaudique (A-358), y de la carretera de Berja-Adra (A-347) junto a iglesia de Benejí.

Desde el consistorio virgitano se denuncia el continuo corte de los accesos a la localidad que se produce cada vez que llueve con fuerza y se provoca la salida de las ramblas del municipio, algo que en estas últimas semanas está ocurriendo con relativa frecuencia. Según afirma José Carlos Lupión, primer teniente de alcalde, “cuando la rambla de Alcaudique presenta un gran caudal de agua, el cruzar la carretera de Almería a la altura de esa barriada, supone un grave riesgo para todos los usuarios de esa vía, que corren el peligro de que sus coches sean arrastrados por la avenida de agua al intentar cruzar la rambla, para ello deben realizar un desvío por la carretera de circunvalación, lo que supone aumentar varios kilómetros su itinerario”.

Pero el caso más sangrante, según informa este concejal, es el de la rambla de Benejí, cuyo corte por avenidas de agua imposibilita el acceso a Berja desde Adra, sin que exista una cercana carretera alternativa, debiendo desplazarse hasta El Ejido para poder llegar a Berja.

La terminación de la ronda sur del municipio, cuya adjudicación realizó la Junta hace diez años y cuyas obras llevan paralizadas mucho tiempo, solucionaría el problema de la rambla de Benejí, según ha declarado Lupión.