El Ayuntamiento de Berja repara varias calles en el Cerrillo de Pago y El Llanete

El Ayuntamiento de Berja está realizando diversas obras de reparación, mantenimiento y mejora en las zonas del Cerrillo de Pago y El Llanete. Concretamente, en la primera, se ha procedido al parcheado de algunas calles, así como a la colocación de diversas vallas en algunas vías en las que –al estas ubicado el barrio en una zona escarpada- existen desniveles pronunciados en los que uno de los lados discurre paralelo a la altura de los terrados de las viviendas. Del mismo modo se han colocado barandas en algunas de las calles más empinadas, para que los vecinos con dificultad de movimiento puedan caminar con seguridad por ellas.

Por otro lado, el tramo de calle ubicado entre el final del Cerrillo de Pago y El Llanete ha comenzado hoy a realizarse una obra de relativa envergadura. Varios vecinos de la barriada se personaron la semana pasada en el ayuntamiento para avisar de la caída del muro de contención del camino. Para dar solución al problema, la concejal de servicios, Cecilia Martín, realizó una visita a primera hora de la mañana de ayer, junto a un técnico municipal, con el fin de determinar la intervención que debía llevarse a cabo para reparar del mejor modo el camino y realizar la obra con la mayor celeridad posible. Una vez fijado el criterio para la reparación por parte de uno de los arquitectos técnicos municipales, se ha comenzado a sanear el terreno para construir un nuevo muro de contención que dé solidez y estabilidad a la calle. Del mismo modo, y tal y como se viene realizando en otras barriadas virgitanas, se ha procedido a la eliminación de las chumberas existentes en el entorno, que se encuentran en muy mal estado debido al ataque de la cochinilla del carmín.

La Concejal de Servicios acusa de oportunista a Arévalo

Mientas la concejal de Servicios, Cecilia Martín, visitaba el lugar que se está reparando en el Cerrillo de Pago, la portavoz del Psoe en el Ayuntamiento, Isabel Arévalo, pasó por el lugar, ya final de la mañana de ayer presentó una instancia general en la que daba cuenta de la rotura (a pesar de tener conocimiento de que ya habían estado allí tanto la concejal Cecilia Martín como un técnico municipal), solicitando su reparación. Para el equipo de gobierno municipal esta actitud de Arévalo, intentando atribuirse méritos falsos ante los vecinos, al pretender hacer parecer como suya la iniciativa de reparación del camino, “resulta de escasa catadura moral, además de un ridículo espantoso, dando prueba de su nula actividad como oposición municipal. Hace tan solo unos meses, cuando se rompió una tubería de agua potable en la Rambla de Julbina, Arévalo adoptó ese mismo proceder, arrogándose el mérito de la reparación de la misma, cuando en realidad la gestión se había realizado con anterioridad y sin su concurso”

El alcalde de Berja, Antonio Torres, ha aconsejado a Isabel Arévalo “que trabaje de verdad por nuestro pueblo, en lugar de querer colgarse medallas que no le corresponden. Ahora tiene una magnífica oportunidad con el grave problema de seis alumnos del CEIP Celia Viñas, una materia que –al menos en teoría- entiende bastante… Estoy seguro de que no moverá un dedo para echarles una mano”